Existen muchas técnicas distintas de reconstrucción disponibles. Nosotros pupodemos hablarte de las opciones que pueden ser adecuadas para ti, pero es aconsejable que también realices una investigación por tu cuenta. Si conoces a alguien que se haya sometido a una reconstrucción, puede serte útil hablar con ella acerca del proceso de decisión, de sus médicos y del grado de satisfacción con los resultados.

Existen dos técnicas principales para reconstruir la mama:

• Reconstrucción con implante: Colocar un implante lleno de agua con sal (solución salina), gel de silicona o una combinación de ambos.
• Reconstrucción autógena o reconstrucción con colgajo: Utilizar tejido trasplantado de otra parte del cuerpo (como el abdomen, el muslo o la espalda). La reconstrucción autógena también puede incluir un implante.

Además, también puedes elegir si deseas reconstruir el pezón. (En algunos casos, es posible realizar una mastectomía con preservación del pezón, que resguarda el pezón y la piel del área que lo rodea).