El rejuvenecimiento cutáneo con láser es un procedimiento estético reconocido que puede ayudar a renovar la piel y a reducir los efectos secundarios del sol. Por medio de este tipo de tratamiento se eliminan las capas externas dañadas de la piel y estimula la formación de colágeno y nuevas células cutáneas en las capas subyacentes, para descubrir una piel de aspecto más suave, joven y saludable. Los tipos de láser de CO2 y de erbio son las dos opciones de tratamiento para rejuvenecimiento cutáneo más utilizadas. El láser de CO2 se utiliza para el tratamiento de líneas faciales y arrugas más profundas, mientras que el de erbio se emplea para el caso de líneas finas a arrugas moderadamente profundas.

LASER DERMA co2 ERBIUM/YAG
Existen muchos métodos no-quirúrgicos que se usan para conseguir eliminar las cicatrices del acné pero el resultado es una mejora insignificante. La única manera de alisar superficies irregulares de la piel es quitando la superficie externa del área implicada a conciencia y esperar la piel nueva, además esta técnica -láser derma K- también se utiliza para rejuvenecimiento facial sin cirugía y para la cirugía del párpado